Asfixia por sofocación fue la conclusión a la que llegaron los integrantes de la Comisión Interdisciplinaria que participaron en la tercera autopsia de Debanhi Susana Escobar Bazaldúa. Asimismo, indica que no se encontraron indicios de violencia sexual y que la joven de 18 años murió entre tres y cinco días antes del hallazgo de su cadáver el 21 de abril en una cisterna del Motel Nueva Castilla. Escobar estuvo casi dos semanas desaparecida y el nuevo informe descarta otras versiones planteadas hasta ahora, como: que muriera por un golpe en la cabeza o ahogada en una cisterna

Compartir