La Fiscalía Generalde Justicia del Estado de México (FGJEM) acreditó la participación de Orquídea Saraí Reyes Bernal en el delito de trata de personas, en la modalidad de explotación sexual, en agravio de su hija de 13 años, por lo que fue condenada a 28 años y 6 meses de prisión.

Después de revisar los elementos de prueba recabados y aportados por el Agente del Ministerio Público de la Fiscalía Especializada de Trata de Personas, la autoridad judicial dictó esta condena para la acusada, además le fijó una multa y la cantidad de 33 mil 600 pesos como reparación del daño, aunado a que sus derechos civiles y políticos quedaron suspendidos.

De acuerdo con las indagatorias realizadas por personal de esta Institución se pudo establecer que desde agosto del 2019 y hasta noviembre del 2020, Orquídea Saraí obligó a su hija de entonces 13 años de edad, a sostener relaciones sexuales con un hombre identificado como Rosauro a cambio de dinero.

Los hechos ocurrieron cuando la ahora sentenciada envió a su hija a un domicilio de la coloniaOjo de Agua, en Zinacantepec, en donde recibiría una cantidad de dinero que había solicitado a manera de préstamo a Rosauro, sin embargo, previo acuerdo con Orquídea Saraí, este sujeto obligó a la menor a tener relaciones sexuales.

Estas acciones se repitieron en al menos cuatro ocasiones más, hasta el mes de noviembre de 2020. Por estos hechos y con la denuncia realizada, se inició una indagatoria por el delito de trata de personas en agravio de la menor de edad, y con los elementos de prueba recabados en las investigaciones de campo y gabinete, se solicitó a la autoridad judicial librar orden de aprehensión en contra de ambos probables partícipes.

Tras ser detenida, esta mujer fue ingresada al Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Santiaguito, en Almoloya de Juárez, en donde quedó a disposición de la autoridad judicial, quien previo proceso legal, dictó esta condena. Cabe mencionar que por estos mismos hechos, en septiembre del año 2021 Rosauro Guadarrama Colín fue condenado a tres años de prisión.

Compartir