La noche del 18 de marzo se podrá apreciar la Superluna de gusano, llamada así, debido a que coincide con la aparición de las lombrices en la tierra después del deshielo de invierno, según creencias de tribus de America del Norte.

Por otra parte el 28 de marzo se podrá apreciar la conjunción de Venus y Marte.

Compartir