Se sabe que Shakespeare fue un genio de la literatura y que gozaba de increíbles recursos literarios para dar dramáticas acentuaciones a sus obras, las cuales son consideradas clásicos en el ámbito de la literatura dramática.

Una de los aspectos fundamentales que caracterizan las obras de Shakespeare es que tenía una fascinación para insultar de manera sumamente elocuente y a través de las analogías, una de las más curiosas es aquella que utilizaba el mes de febrero a manera de insulto, en su icónica frase: “Tienes un rostro de febrero, lleno de escarcha, tormentas y nubosidad” haciendo referencia a la apariencia apagada, triste y demacrada de la persona a la que va dirigida esta certera frase.

Es absolutamente entendible que William utilizara una época tan adusta y temperamental como lo es febrero en Inglaterra para caracterizar a una persona, pues va de acuerdo con su contexto. Esto nos permite conocer un poco más de cómo este excelente dramaturgo asimilaba hasta las cosas más comunes como el estado del tiempo, en su legado literario.

Fuente Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera

Compartir