De acuerdo con autoridades de salud estatal, el Estado de México está clasificado como zona con baja presencia de lepra y actualmente sólo se tiene bajo vigilancia epidemiológica a una persona, además de que en 2021 no se detectó ningún caso.
Autoridades presisaron que este padecimiento es considerado como uno de los más antiguos del mundo y es causado por la bacteria Mycobacterium leprae, la cual se manifiesta a través de lesiones en la piel y ausencia de sensibilidad en la zona afectada, pero es curable si se detecta y trata oportunamente.

Destacó que afecta principalmente la piel, los nervios periféricos, la mucosa del tracto respiratorio superior y los ojos, además de que los síntomas son aparición de manchas claras o café-rojizas en cualquier parte del cuerpo, no hay crecimiento de vello ni sudoración y también pueden aparecer una o varias “bolitas” en la piel llamadas nódulos.

La Secretaría de Salud estatal subrayó que en caso de presentar alguna de estas lesiones, es importe acudir a consulta al Centro de Salud más cercano para que el médico realice una valoración, además destacó que el diagnóstico y tratamiento para este padecimiento son gratuitos.

Añadió que la lepra es contagiosa y se puede presentar cuando un enfermo, que no ha recibido tratamiento, tose o estornuda, para que esto ocurra es necesario estar en contacto cercano y constante, por lo que es más común que se presente en familiares y los síntomas pueden aparecer en el plazo de uno a 20 años.

Asimismo, explicó que en el Estado de México las zonas donde se han encontrado casos durante los últimos 15 años son al noreste, centro y sureste, principalmente.

Compartir