Productores mexiquenses de nochebuena alcanzaron en esta temporada, un volumen superior a las 970 mil macetas producidas, superando los números de 2020, de acuerdo con la Secretaría de Campo.

La nochebuena mexiquense goza de gran resistencia ya que se cultiva a una altura superior a los 2 mil metros sobre el nivel del mar, en condiciones que requieren un proceso metabólico más demandante y genera mayor adaptación a las condiciones climatológicas de cualquier parte del país, lo que permite incrementar considerablemente la durabilidad de la misma.

Los municipios mexiquenses con producción en maceta, cultivadas en invernaderos, son Atlacomulco, Texcoco, Ixtapan de la Sal, Donato Guerra, Malinalco, Ocuilan y Zumpahuacán, entre otros.

De acuerdo con información de la Secretaría del Campo, Atlacomulco, particularmente la comunidad de San Lorenzo Tlacotepec, se sitúa en la primera posición estatal, con una producción aproximada de 610 macetas; es decir, el 63 por ciento de la producción estatal.

Compartir