Ante el arribo de los frentes fríos invernales en los municipios montañosos del nororiente del Estado de México y temperaturas de entre -5° a 0° centígrados, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el Estado de México Oriente pide a la población extremar precauciones para resguardar a los pequeños y a personas de la tercera edad y no prender hornos o chimeneas en interiores ante el riesgo de intoxicación.

Al advertir lo anterior, la médica Tatiana Van Der Heyden Pardo de la Coordinación de Prevención de Atención a la Salud de IMSS Edomex Oriente, exhortó a la población mexiquense que a utilizar prendas de lana y proteger el rostro, cabeza, manos y orejas, además de tomar líquidos calientes para mantener la temperatura corporal.

Afirmó que en esta temporada debemos estar bien abrigados y mantener la dieta con el Plato del Buen Comer para reforzar las defensas naturales del cuerpo, en especial incluir frutas y verduras ricas en vitamina C como naranja, limón, guayaba, fresas, ciruelas, pimientos y brócoli.

La especialista en salud explicó que deben beber abundantes líquidos en caso de que no sean bebidas calientes, de preferencia a temperatura ambiente, para mantener una correcta hidratación corporal y permitir que el cuerpo regule mejor su temperatura.

Recomendó evitar los cambios bruscos de temperatura y si se utiliza calefacción, se debe utilizar de forma moderada; insistió en no utilizar hornos, chimeneas o prender carbón en espacios cerrados, porque se pueden provocar intoxicaciones por monóxido de carbono.

Por último, la médica Van Der Heyden Pardo mencionó que si se presentan signos de alerta como temblor incontrolable del cuerpo, somnolencia, mareo, dolor de cabeza, confusión y sudoración fría recomendó acudir a urgencias del IMSS más cercano, dar aviso al 911, o a los cuerpos de emergencia, ya que se podría tratar de un cuadro de intoxicación por monóxido de carbono.

Compartir