Como parte de su última etapa de preparación, la boxeadora Mariana “La Barby” Juárez, tomó como base de concentración el icónico Centro Ceremonial Otomí, con el objetivo de ajustar hasta el último detalle de su próximo combate.

Lo anterior, para tener la mejor preparación posible y encarar una de las peleas más importantes de su carrera deportiva ante Jakie Nava, ya que por diversos motivos había sido pospuesta, ahora ya tiene fecha pactada para el 30 de octubre.

La pugilista, como muchos de sus colegas, decidió tomar como bunker el espacio que han utilizado grandes leyendas del boxeo internacional, como Julio César Chávez y Erick “El Terrible” Morales, ya que los beneficios, principalmente en el aspecto físico y emocional, son palpables a la hora de estar sobre el ring.

Compartir