Por primera vez, Rusia lanzó un misil de crucero hipersónico Tsirkón desde un submarino de propulsión nuclear, mismo que alcanza una velocidad máxima de unos 2,65 kilómetros por segundo a una altura de 20 kilómetros, es decir, más de 10.000 kilómetros por hora.

Así lo dio a conocer el departamento de defensa ruso al asegurar que “El vuelo del misil, desde que salió del agua hasta que alcanzó el objetivo simulado, cumplió completamente con los parámetros previstos”. 

El Ministerio de Defensa ruso afirma que el buque ha probado el arma en objetivos simulados en el Mar de Barents y es con este que el país busca impulsar su capacidad militar. 

Por otra parte, Rusia ha desarrollado el misil hipersónico Avangard, de alcance intercontinental y con capacidad para llevar armas convencionales y nucleares.

Compartir