El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) hace un llamado a las personas con obesidad a acudir a los servicios preventivos para reducir de forma segura los kilos de sobrepeso, pues la grasa acumulada produce en el organismo un estado de continua inflamación que disminuye la calidad y efectividad del sistema inmune.

El doctor Diego Balcón Caro, coordinador de Programas Médicos en Nutrición de la División de Promoción de la Salud, destacó que quienes tienen obesidad no cuentan con un sistema inmunológico adecuado para combatir infecciones respiratorias, como es el caso del virus SARS-CoV-2 que produce COVID-19.

Dijo que, en el marco de la campaña Consejos PrevenIMSS, la vacunación es la mejor arma de protección, “el sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo muy importantes para desarrollar una enfermedad grave de COVID o defunción”, y exhortó a continuar con medidas de higiene de manos, uso correcto de cubrebocas y evitar aglomeraciones.

Las personas con obesidad pueden desarrollar distintos problemas en salud como lesiones en las articulaciones, apnea del sueño (que se manifiesta por ronquidos y no permite un descanso reparador), así como desarrollar padecimientos crónicos como diabetes, hipertensión arterial, enfermedades del corazón, renales, hígado graso, síndrome metabólico e incluso, cáncer.

Compartir