#Salud

Para reforzar el sistema inmune, es necesario llevar una alimentación rica en vitaminas y minerales, cuya principal fuente son las frutas y verduras, por ello el consumo habitual de éstas es fundamental, precisaron expertos de la salud.

Las frutas como guayaba, kiwi, piña, cítricos y fresas, al igual que verduras como pimientos, tomate, jitomate, espinaca, brócoli y col son ricos en vitamina C.

Los frutos rojos, melón, durazno, melocotón, cerezas y verduras de color verde son ricos en betacarotenos que son precursores de la vitamina A.

Las verduras de hoja verde y frutos secos, así como los cereales de grano entero son ricos en vitamina E.

La mayoría de los alimentos de origen vegetal, como verduras, frutas, frutos secos, cereales y leguminosas, contienen vitaminas del complejo B, así como algunos de origen animal.

Expertos recomiendan el consumo de estas frutas y verduras frescas o cocidas a vapor, además resaltan que una dieta balanceada, así como realizar ejercicio de manera regular contribuyen a reducir el riesgo de cualquier enfermedad.

Compartir