#MiParcelaNoSeQuema
 
 
El uso de fuego en el sector agropecuario ha sido ancestral, sin embargo, representa daños en la calidad del aire, pérdida de biodiversidad y empobrecimiento de los suelos de cultivo.
 
Con el objetivo de reducir estas prácticas y contribuir al cuidado del medio ambiente, autoridades federales han impulsado la iniciativa #MiParcelaNoSeQuema, con la que buscan que agricultores implementen prácticas sustentables, para mitigar los efectos del cambio climático.
 
Una de las alternativas para evitar las quemas agropecuarias es utilizar el rastrojo como alimento para animales, o abono, para las parcelas pues favorece el desarrollo de composta o lombrices que ayudan a mantener fértil el suelo.
 
Si estás interesado en conocer más, ingresa aquí
Compartir