#Prevención

La coxsackie es un padecimiento que afecta principalmente a niños menores de 10 años, debido a la deficiencia de higiene personal.

De acuerdo con especialistas, esta enfermedad se caracteriza por lesiones en la boca, palmas de las manos, así como en las plantas de los pies, y regularmente no requiere medicación porque difícilmente ocasiona algún malestar.

Rara vez, los infantes pueden tener síntomas como fiebre, dolor de garganta y nauseas.

Para prevenir esta enfermedad, especialistas recomiendan, implementar medidas básicas de higiene como el lavado constante de manos, baño diario, además de cambiar ropa interior y exterior de los menores todos los días.

Compartir