#Recomendaciones

Con el objetivo de prevenir enfermedades gastrointestinales y de la piel, autoridades recomiendan lavar cada seis meses los tinacos y cisternas, ya que el agua puede contaminarse y producir microorganismos que provoquen daños a la salud.

Es importante que los mexiquenses apliquen medidas básicas de higiene en los depósitos en que se acumule agua, manteniéndolos tapados para evitar que les caiga basura, tierra u otros objetos que comprometan la limpieza del agua.

De acuerdo con especialistas de la salud, los depósitos de agua sin higiene pueden generar la proliferación de virus como hepatitis A, rotavirus, parásitos y amibas que causan enfermedades gastrointestinales.

Compartir