#Local
El Congreso del Estado de México aprobó, por unanimidad, reformas que prohíben el castigo corporal, físico y humillante contra niñas, niños y adolescentes, las cuales señalan que aquellos que ejerzan los castigos físicos podrían perder la patria potestad.

Las reformas consideran como castigo corporal o físico, los golpes consistentes en manotazos,
bofetadas, palizas, con la mano o con objetos, pellizcos y mordidas, hasta quemaduras o castigos en los que se menosprecia, humilla, denigra, amenaza o ridiculiza a los infantes.

Las reformas propuestas en esta iniciativa pretenden proteger a la infancia mexiqunese de toda forma de perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente o explotación comercial o sexual.

En caso de que se pierda la patria potestad, solo podrán recuperarla al acreditar haberse sometido satisfactoriamente a un proceso reeducativo de agresores y métodos de crianza positiva y de buenos tratos hacia menores y adolescentes.

Compartir