“Dejame ir a la casa del Padre”, esta fueron las últimas palabras de Juan Pablo II, quien falleció el 2 de abril del 2005.

Aquí unas frases inolvidables de Juan Pablo II

 

  • “Si me equivoco, corríjanme”.
  • “La peor prisión es un corazón cerrado”.
  • “La familia está llamada a ser templo, o sea, casa de oración: una oración sencilla, llena de esfuerzo y ternura. Una oración que se hace vida, para que toda la vida se convierta en oración”.
  • “El hombre no puede vivir sin amor. Él permanece para sí mismo un ser incomprensible, su vida está privada de sentido si no se le revela el amor, si no se encuentra con el amor, si no lo experimenta y lo hace propio, si no participa de él vivamente. El amor se siente, no se ve; el amor silencioso es el más fuerte de todos”.
  • “El respeto a la vida es fundamento de cualquier otro derecho, incluidos los de la libertad”.
  • “Me afecta cualquier amenaza contra el hombre, contra la familia y la nación.  Amenazas que tienen siempre su origen en nuestra debilidad humana, en la forma superficial de considerar la vida”
  • El hombre es esencialmente un ser social; con mayor razón, se puede decir que es un ser familiar”.
  • “La humanidad tiene la necesidad imperiosa del testimonio de jóvenes libres y valientes, que se atrevan a caminar contra corriente y a proclamar con fuerza y entusiasmo la propia fe en Dios, Señor y Salvador”.

 

Vía crhoy.com