Especial

Arcos detectores de metal, detectores portátiles y mochilas transparentes son algunas de las acciones que incluyeron en el operativo de seguridad para que se reanudaran clases en el Colegio Cervantes de Torreón, luego de que la semana pasada un alumno de sexto año de primaria disparara contra una maestra y después se quitara la vida.

A través de un comunicado autoridades escolares recomendaron que los alumnos no portaran mochila o lonchera, así como usar bolsas transparentes sobre malla para guardar lo que requiera para su actividades extraescolares.

Algunos alumnos llegaron con sus libros y comida en las manos, otros con mochilas transparentes.

Con informacion de Milenio

Compartir