En esta temporada vacacional, el número de accidentes en niños se incrementa hasta en 30 por ciento debido al tiempo libre, su estancia prolongada en casa y, en ocasiones, a la falta de supervisión de un adulto.

El director de la Unidad de Medicina Familiar 220 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Estado de México Poniente, doctor Adelfo García García, indicó que en esta período vacacional es importante prestar mayor atención en el cuidado de niños de entre tres y siete años, los más propensos a lesionarse.

El especialista recomienda tener cuidado con objetos pequeños como pilas, botones, alfileres, pasadores, aseguradores, etc., colocándolos en lugares fuera del alcance de los menores, ya que pueden ser causa de asfixias. Asimismo ubicar protectores en los enchufes de corriente de luz eléctrica para evitar una descarga; haciendo una recomendación importante con el uso de cables y no dejarlos conectados a la corriente eléctrica ya que son un riesgo mayor.

Se debe tener cuidado al etiquetar y almacenar los productos de limpieza y algunos otros
productos corrosivos, evitando el uso de envases de jugos o de refresco, lo que puede
llevar a que el menor confunda el contenido con una bebida que puede ingerir. Del
mismo modo, resaltó la importancia de mantener vigilados a los menores teniéndolos
lejos de ventanales, escaleras y pisos irregulares, lo que evitará caídas y posibles fracturas,
explicó el doctor García.

Comentó que otro de los accidentes que se presentan con frecuencia son las quemaduras
o lesiones con objetos punzocortantes, por ello recomienda a la población mantener a los
niños en espacios que se encuentren fuera de su alcance, evitando así un percance grave.
El médico del IMSS hace un llamado a los padres de familia a tener precaución y estar
atentos a las actividades de sus hijos para evitar que los momentos de relajamiento y
diversión se conviertan en una mala experiencia.

Compartir