La pérdida de hábitat a causa de factores como la deforestación, el cambio de uso del suelo, la expansión de actividades agrícolas y ganaderas y el crecimiento de la población humana; así como los cambios ecológicos, las guerras civiles y la caza ilegal se han convertido en sus principales amenazas para considerar a la jirafa en peligro de extinción.⠀

La población de jirafas ha descendido un 40 por ciento durante las últimas tres décadas y actualmente quedan unas 97.600, según las investigaciones de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, organización que determina las especies en peligro de extinción.⠀

Aunque las poblaciones más grandes de jirafas residen en parques nacionales y reservas, se ha demostrado que estas áreas protegidas son inadecuadas, una de las muchas conclusiones alarmantes que aparecen en el último informe de la Lista Roja de Especies Amenazadas sobre el futuro de esos animales.⠀