La alcaldesa Gabriela Gamboa tomo precauciones ante las lluvias que se han presentado en los últimos días.

Ante ello pidió al Organismo Público Descentralizado para la prestación de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OPDAPAS) que realizaran el desazolve de 120 kilómetros de redes de drenaje en diversas colonias, lo cual permitirá afrontar de manera optima los encharcamientos que llegasen a presentarse.

Por otro lado, el Organismo dio a conocer que se garantiza la distribución de agua potable a todo el municipio gracias a la operación de 38 pozos profundos, 19 cisternas, 14 estaciones de rebombeo y 30 tanques elevados.