Con el inicio de la temporada de calor aumenta la incidencia de padecimientos de tipo
gastrointestinal, así lo aseguró el doctor Jorge Manuel Hernández Gutiérrez Coordinador Auxiliar de Salud Pública del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Estado de México Poniente quien además destacó que se atribuye al consumo de alimentos en descomposición o que permanecen a la intemperie por prolongados periodos de tiempo.

Los organismos más frecuentes que desencadenan estas enfermedades son los parásitos,
bacterias, toxinas así como sustancias químicas que producen diarrea, los menores de cinco años son los más propensos por las bacterias ante bacterias como Escherichia Coli y la Salmonella que se contagian principalmente por beber agua contaminada.

Las principales condiciones donde proliferan estas bacterias son lugares contaminados,
con humedad y donde la temperatura es mayor a 30 grados .El doctor Hérnández
Gutiérrez comentó que los principales síntomas de las enfermedades gastrointestinales
son: diarrea súbita, fiebre, malestar estomacal, vómito, náuseas y fatiga.

Por lo que es recomendable evitar el consumo de alimentos en las vías públicas, no comer alimentos que no estén refrigerados, lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño, comer o comprar alimentos donde cuentes con las medidas de sanidad y beber suficiente agua desinfectada.

En los menores de cinco años es importante considerar que en caso de tener diarrea, se
recomienda darles un sobre de vida suero oral, este se prepara en un litro de agua hervida y desinfectada, no preparar en agua caliente ya que pierde sus propiedades, este sobre se da en las unidades médico familiar de forma gratuita.

Compartir