Con motivo del Día Internacional de la Audición, que se conmemora cada tres de marzo, la Delegación Estado de México Poniente del Instituto Mexicano del Seguro Social hace hincapié en la importancia de mantener una salud auditiva a fin de evitar complicaciones graves e incluso la pérdida de audición.

La sordera o hipocausia se define como toda disminución de la agudeza auditiva, puede ser leve o moderada, grave o profunda y afecta a uno o amos oídos e implica dificultades para oír una conversación o sonidos fuertes.

En su gran mayoría resultan curables, por lo que la acción terapéutica puede ir desde un simple lavado de oído, en caso de tapones de cera o cuerpos hasta un procedimiento de extraordinaria precisión y complejidad, como es la cirugía en padecimientos como la ostoesclerosis.