Para tener un buen desarrollo y bienestar a lo largo de la vida de cada ciudadano es indispensable tener buenos hábitos alimenticios desde temprana edad. Por ello durante este regreso a clases es indispensable que los padres de familia vigilen la alimentación de sus hijos por la mañana, el desayuno es clave esencial para que los niños reciban los nutrientes necesarios para que en el transcurso del día hagan sus actividades con gran energía y sobre todo para que obtengan un optimo aprendizaje, Así lo indicó Rodolfo Ríos Perusquia, encargado del área de Nutrición de la Unidad de Medicina Familiar UMF 222 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en la delegación Estado de México Poniente. Cabe resaltar que el desayuno debe contener lácteos, pan, cereales y frutas variadas para proporcionar al organismo los nutrientes necesarios que darán energía para realizar las actividades cotidianas y mantener un estado de salud adecuado.