Las personas dedicadas al campo tienen un método para poder descifrar el clima durante el año, le llaman cabañuelas, un metido que basa las condiciones meteorológicas que ocurrirán en los primeros 12 días de enero.

Por ejemplo, el primero de enero representa el mismo mes, mientras que el dos de enero es el pronostico de febrero y así sucesivamente hasta llegar al día 12.

Para tener mayor certeza, se realiza una cuenta regresiva en el mismo mes, por lo que el 13 de enero representa el clima de diciembre, el 14, de noviembre, el 15, de octubre y así sucesivamente hasta llegar al 24 de enero.

Aunque el método no ha sido reconocido científicamente, los agricultores aún lo conservan.

Compartir