La Secretaría del Medio Ambiente del Gobierno del Estado de México (SMA), a través de la Dirección General de Prevención y Control de la Contaminación Atmosférica (DGPCCA), informa que en 2021 se realizaron 6 millones 242 mil 368 verificaciones vehiculares en la entidad; un 11 por ciento más comparadas con el ejercicio de 2019, año en el que se realizó de manera ordinaria la verificación vehicular, toda vez que en 2020 sólo se realizó una verificación durante todo el año, consecuencia de la pandemia por COVID-19.

El Programa de Verificación Vehicular Obligatoria es una estrategia que apoya a la gestión de la calidad del aire mediante la aplicación de ciertos métodos que permiten controlar y minimizar las emisiones contaminantes de autobuses de transporte urbano, autos particulares, camionetas de transporte público de pasajeros, motocicletas, taxis, tracto camiones, vehículos privados y comerciales.

La verificación vehicular es importante en la temporada invernal, toda vez que las emisiones que provienen de vehículos automotores contribuyen en esta época a la presencia de compuestos orgánicos volátiles y partículas PM10, partículas PM2.5, monóxido de carbono, bióxido de azufre, óxidos de nitrógeno y amoniaco.

En esta temporada conformada por los meses de noviembre a febrero, las inversiones térmicas originan condiciones desfavorables para la dispersión de contaminantes en la superficie, principalmente por las partículas suspendidas PM10 y PM2.5; éstas permanecen retenidas en la atmósfera, provocando que la contaminación atmosférica afecte la salud. Dichos contaminantes provienen de fuentes como son comercios, servicios, actividades agrícolas, transporte e incendios forestales.

Compartir