Foto redes sociales

El presidente de Kazajistan, país en Asía Central ha autorizado disparar “sin previo aviso” contra ciudadanos que han salido a manifestar a las calles por el aumento en el precio del combustible.

Autoridades informaron que 26 manifestantes habían sido “liquidados” y 3 mil 800 detenidos; además, 18 miembros de las fuerzas de seguridad kazajas han muerto desde el inicio de las protestas.

Rusia ha enviado tropas en apoyo al presidente kazajo, mientras que la jefa de la Comisión Europea y distintos líderes mundiales han pedido diálogo y un fin a la violencia en las calles.

Compartir