De acuerdo con expertos de la salud las personas que ingieren agua aumentan su desempacho mental y reducen el riesgo de contraer enfermedades.

Beber agua con regularidad, tiene más de una cualidad, entre las más importantes destaca, la hidratación del organismo, además de ayudar al mismo a mantener un equilibrio interno, contribuye a la excreción constante de desechos y asiste a la fibra dietética para que realice funciones fisiológicas de vital impacto en el estado de salud.

Cabe señalar que durante esta temporada de calor, el consumo de agua es fundamental para prevenir una posible deshidratación.

Autoridades recomiendan consumir por lo menos 8 vasos al día, lo que equivale a 2 litros diarios de agua.

Compartir