Atlautla “lugar donde abundan las barrancas”, es un municipio lleno de riqueza cultural e inigualable gastronomía.

Esta demarcación cuenta con hermosos paisajes y un exuberante entorno natural, lo que lo convierte en un destino perfecto para los que gustan del ecoturismo, ofreciendo senderos arbolados para practicar trekking o ciclismo de montaña.
Entre los atractivos arquitectónicos e históricos están la parroquia de San Miguel Arcángel, que data del siglo XVI, en la cabecera municipal, la parroquia de San Juan Tepecoculco y San Andrés Tlalamac, así como los vestigios de una pirámide prehispánica en Tepecoculco y la casa de Porfirio Díaz, en Popo Park.

En este lugar es famosa la Feria del Cocol, realizada en el mes de diciembre, y el Festival del Chile en Nogada, puesto que tiene una gran riqueza en su cocina tradicional y es productor de nuez de castilla, ingrediente que se ocupa para la elaboración de este platillo.

Asimismo, Atlautla es famoso por las pinturas rupestres en la barranca de Tehuehueyaca, Patlahuaya, Tehuahualapa y Huauhtle. representando símbolos como soles, serpientes, águilas y colibríes.

Compartir