Con la finalidad de constatar las buenas prácticas sanitarias en las farmacias, la Secretaría de Salud mexiquense, a través de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de México (Coprisem) ha suspendido, en lo que va del año, 168 establecimientos de esta naturaleza.

Verificadores del Sector Central y de las 18 Jurisdicciones de Regulación Sanitaria han suspendido establecimientos farmacéuticos en Toluca, Tlalnepantla, San Mateo Atenco, Valle de Bravo, Tenango del Valle, Tenancingo, Xonacatlán, Ixtlahuaca y Atlacomulco, entre otros.

Durante las visitas de verificación que se han llevado a cabo, y que suman 3 mil 967 este año, el personal sanitario ha identificado medicamentos con caducidad vencida, no cuentan con las facturas que amparen la compra legal de los fármacos y se da la venta de antibióticos sin receta médica.

Compartir