La farmacéutica firmó un acuerdo para ceder la patente de su píldora contra la COVID-19, una vez que haya sido autorizada; el fármaco estaría disponible para otros laboratorios en 95 países, lo que beneficiaría a cerca de 53% de la población mundial. El acuerdo de licencia es con la organización internacional Medicines Patent Pool (MPP), la cual está respaldada por Naciones Unidas.

Compartir