#Sequía

La disminución en los niveles del agua en la presa Bacurato, en Sinaloa, ha dejado al descubierto el cementerio Terahuito, perteneciente a un pueblo que fue desplazado y reubicado en los 80`s hacia Guasave, tras la construcción de la presa que entró en operación el 26 de julio de 1987.

Recientemente unas fotografias se volvieron virales tras mostrar la gravedad del estiaje, que puso al descubierto lo que algún tiempo fue un panteón y que tal vez en la actualidad pocos recordaban.

La sequía preocupa a pobladores que viven cerca de la zona, ya que dicha presa era una de las de mayor capacidad para almacenamiento de agua en Sonora.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua, este embalse almacenaba anualmente 128.6 millones de metros cúbicos de agua; actualmente solo se encuentra al 11.2 por ciento de su capacidad de conservación de mil 618.8 millones metros cúbicos.

Compartir