#Salud

Especialistas en la salud señalan que el cambio de horario ocasiona que el cuerpo sufra algunas modificaciones delimitadas por el ciclo circadiano (alrededor de un día) que son horarios específicos para comer o dormir, por lo que cuando se presentan modificaciones es necesario ajustarse para realizar las actividades cotidianas.

Expertos indican que el efecto más inmediato del cambio de hora es la alteración en la secreción de la melanina, hormona que regula los estados de vigilia y sueño en función de la luz solar. Esta desregulación es suficiente para que el organismo lo resienta y aparezca el cansancio, la fatiga e incluso la irritabilidad de las personas.

Ante el cambio, especialistas recomiendan evitar las siestas durante los primeros días para conciliar el sueño durante la noche, así como seguir un horario regular para levantarse y acostarse.

Compartir