#Internacional

La flor favorita de Japón, llamada “sakura” y mejor conocida como cerezo, solía alcanzar su máxima floración a mediados de abril, justo cuando el país celebra el inicio de su nuevo año escolar y comercial.

Sin embargo, este año los cerezos han alcanzado su máximo esplendor en muchos lugares, adelantándose 12 días por primera vez en más de mil años, que de acuerdo con expertos, la causa más probable es el cambio climático.

A parir de archivos históricos relativos a los cerezos en Japón, los científicos han encontrado que las floraciones más tempranas antes de este año fueron el 27 de marzo en los años 1612, 1409 y 1236.

Expertos señalan que los cerezos son sensibles a los cambios de temperatura y el momento de su floración puede proporcionar datos valiosos para los estudios sobre el cambio climático. Estiman que en los próximos años, si la tendencia no se revierte, la floración se adelante aún más.

Compartir