Imagen ilustrativa tomada de Cadena SER

#Salud
La depresión en temporada invernal se relaciona con distintos factores que afectan a la población, entre ellos, la reincorporación a la rutina posterior a las fechas decembrinas y algunos efectos del clima.

Especialistas señalan que las personas que se encuentran con un estado de tristeza, tras estos factores, pueden mostrar desinterés, bajo rendimiento laboral o escolar, insomnio, así como no encontrar gusto o placer en sus actividades cotidianas.

Además, indicaron que puede ser más frecuente en personas en edad productiva o de la tercera edad.

Ante la emergencia sanitaria por Covid-19 la depresión puede aumentar por lo que recomendaron realizar actividades como mantenerse en contacto con amigos y familiares por videollamada, hacer ejercicio, leer un libro, juegos de mesa, entre otras actividades fuera de la rutina.

Compartir