Imagen ilustrativa

#Astronomía

Este 28 de enero el cielo se iluminará con la luna llena del lobo, su nombre deriva de una herencia legada de los nativos americanos.

Enero es un mes muy frío en el norte, por lo que los lobos se reunían en manadas y aullaban durante las veladas gélidas de la luna llena, de ahí el peculiar nombre que le otorgaron las tribus americanas.

La luna llena es un fenómeno también conocido como plenilunio y se produce cuando nuestro planeta se sitúa exactamente entre el sol y la luna, haciendo que nuestro satélite natural se ilumine al 100 por ciento.