Estos pulpos reversibles de distintos colores se han convertido en un llamativo producto de los aparadores establecidos y hasta ambulantes  

Compartir