Para mitigar la propagación del coronavirus en el municipio de Zacazonapan, Estado de México, este año se suspenderá la tradicional Feria del Queso Añejo, la cual se realiza anualmente del 25 al 30 de diciembre.
Así lo informó el síndico municipal, Javier Cruz Jaramillo, quien indicó que también quedaron estrictamente prohibidas las reuniones religiosas en iglesias y templos del municipio.
Al indicar que la pandemia no cede, llamó a la población para no bajar la guardia durante esta temporada invernal y permanecer el mayor tiempo posible en casa.

 

Compartir