Los hay de distintos materiales, colores y para todos los gustos. Este año los cubrebocas se convirtieron en un “accesorio” o prenda fundamental, para prevenir contagios de COVID-19. Sin embargo, el modelo de válvula despertó polémica por su funcionamiento.

Compartir