Imagen redes

#UnDíaComoHoy

Todo comenzó un 30 de noviembre de 1911, cuando Francisco I. Madero acudió a la exhibición de aviación que se realizaba en los llanos de Balbuena, organizada por la empresa francesa “The Moisant International Aviators” que tenía como objetivo promocionar el uso del avión.

Madero parecía encantado y visiblemente emocionado, por lo que en el evento se acercó a uno de los pilotos, quién estaba preparando su avión para una demostración, así Madero inició una charla con él, el piloto invitó al entonces mandatario a subirse a un avión tipo biplaza; sin dudarlo Madero accedió. El vuelo duró 12 minutos.

Rápidamente se corrió la voz de que el presidente Madero se había subido al avión, que en aquel entonces no contaba con las mínimas medidas de seguridad. La temeraria hazaña causó gran relevancia en los medios de la época, entre críticas y alabanzas la noticia le dio vuelta al mundo, sin imaginarlo, este hecho dio paso al inicio de las Fuerzas Aéreas Militares en México

Madero, hombre visionario, se dio cuenta del poder de la aviación como arma de guerra, la experiencia de volar le causó tanto impacto que decidió enviar una comisión a Europa para entrenarse en aviación y autorizó la compra a la “Moinsant” de dos aparatos para el ejército mexicano.

Fue así como México se convirtió en el primer país del mundo en utilizar aviones en acciones militares.