Temperaturas muy bajas combinadas con la humedad ambiental, podrían activar un peligroso fenómeno en la carretera, el llamado “hielo negro”.

Compartir