La Organización Mundial de la Salud afirma que todas las personas deben poder ejercer el derecho a la salud.

Compartir