Recauderías y tiendas, son algunos de los negocios que han tenido que cerrar por miedo al incremento de la delincuencia y ya hasta extorsiones, en el barrio de San Gaspar Tlahuelilpan