México es reconocido por su colorido y alegría de su gente, incluso frente a la muerte