Fueron arrojados a un predio, como revelan fotografías tomadas en los parajes la cruz y agua de pájaros.

Compartir