La burocracia es otra vez cómplice de un nuevo secuestro en el Valle de Toluca.