Al llegar la noche en el municipio mexiquense de Zinacantepec, las calles se vuelven un peligro para las personas que tienen que transitarlas.

Compartir