En la calle Huitzilopochtli de la cabecera municipal de San Antonio la Isla, peatones y automovilistas recurren a su pericia para poder esquivar lodo y los charcos.

Compartir