Foto: WEB
Debido a la emergencia sanitaria, el estilo de vida de las personas se ha visto modificado, por lo que es necesario retomar las medidas habituales con respecto al sueño, así lo explicó la doctora Zita María de Lourdes Reza Garay, coordinadora de Investigación y Enseñanza de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 222 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la Representación Estado de México Poniente.
La especialista detalló que el sueño impacta en la salud, ya que fortalece el sistema inmune; favorece el aprendizaje, la memoria y la toma de decisiones. Además, mejora la salud mental y el estado de ánimo.
El cambio de rutina en esta contingencia puede generar la falta de sueño y causar irritabilidad durante el día, por lo que sugirió: limitar la exposición y uso de pantallas electrónicas; establecer horarios fijos para despertar y dormir; realizar al menos 30 minutos de ejercicio físico diario. Asimismo recomendó moderar el consumo de bebidas que contengan alcohol o cafeína, y no realizar siestas durante el día.
Para conciliar el sueño y tener un adecuado descanso, la recámara debe mantenerse a una temperatura confortable; la cama, las almohadas y la ropa de dormir también deben ser cómodas. Se debe evitar el uso del dormitorio para realizar otras actividades, como comer, leer o ver televisión.
La doctora Reza Garay resaltó que el sueño y el estado de ánimo están vinculados, por lo que en la medida en que el descanso sea reparador, incidirá de manera positiva en el desempeño de las actividades cotidianas.
A través de sus redes sociales @imssedomexpte y @IMSSEDOMEXPTE, el Instituto ofrece información para transitar por estos momentos de una forma saludable, como clases de relajación, activación física, entre otras, que permanecen para su consulta.
Compartir