Foto: GEM
Marco Adrián Uribe Larrera, entrenador profesional de acondicionamiento físico del Estado de México, explicó cuál es la importancia de desarrollar una rutina física durante la etapa de contingencia sanitaria por COVID-19.

El especialista consideró que luego de tres meses de confinamiento se debe de poner mayor atención en el estado físico de las personas, por lo que iniciar o retomar una actividad se vuelve un factor fundamental para el bienestar de la población.

“Como sabemos, no tenemos medicamentos para tratar esta enfermedad, entonces lo único que nos puede ayudar para cuidar nuestro cuerpo y reforzar nuestro sistema inmunológico es comer bien, descansar y tener actividad física.

“Yo le recomiendo a toda la población a que tengan una actividad en general, no necesitamos grandes gimnasios, tampoco equipos caros, sólo la voluntad de realizar 30 minutos diarios de ejercicio, hay infinidad de opciones para ello”, puntualizó.

El entrenador recomendó que se realice una rutina, en la que se incluya por lo menos media hora de actividad, en la que se considere a niñas y niños, quienes han sido mayormente perjudicados ante las medidas de aislamiento.

Marco Adrián Uribe Larrea manifestó que otro aspecto importante del ejercicio es el anímico, ya que ante el encierro se han detectado mayores casos de depresión.

“Cuando tenemos actividad física, el cerebro genera endorfinas, que es la hormona del placer y eso nos ayuda a estar dispuestos, y la verdad es que al final de hacer tu rutina te sientes completo, que ya no le debes a tu cuerpo su dosis de actividad”.

Finalmente, consideró que para iniciar una rutina existen muchas opciones en internet, pero enfatizó el hecho de consultar entrenadores especializados, con una carrera deportiva que los avale, para tener mejores resultados y evitar lesiones.