Foto: México Desconocido

El nombre científico de esta planta es Aloe vera aunque también se le conoce como sábila o Aloë.

A pesar de que existe una gran variedad de tipos de Aloe, suele compartir ciertas características como las hojas carnosas, lanceoladas, el color verde amarillento. Dichas hojas son numerosas; miden de 10 a 15 cm de ancho y 50 a 80 cm de largo; están curvadas en el ápice y tienen bordes espinosos.

Las pencas de esta planta poseen una resina amarga y olorosa llamada acíbar o aloe, de amplio uso medicinal. Se aplican asadas y sin la epidermis para llagas y contusiones, e igualmente son empleadas en erisipelas y como cataplasmas para maduras abcesos.

Muchas mujeres se untan sábila en los pezones, ya que su sabor amargo ayuda al destete de sus hijos. Otro uso frecuente de la sábila es como jabón o tónico para limpiar el cuero cabelludo y hacer crecer el cabello.

La sábila también se usa como diurético, laxante, purgarte para abrir el apetito y mejorar las digestiones lentas, para los cólicos, las heridas, la hidropesía y hasta para curar los parásitos intestinales.

En animales domésticos la sábila se usa como purgante o se les impregna en el cuerpo para evitar las pulgas y moscas, y en las plantas se usa para alejar a los insectos

Vía México Desconocido

Compartir